Press "Enter" to skip to content

Siemens Gamesa pierde 403 millones entre octubre y diciembre, frente al beneficio de 11 millones de un año antes

El nuevo consejero delegado de Siemens Gamesa, Jochen Eickholt.

Malos tiempos para el fabricante hispanoalemán de aerogeneradores Siemens Gamesa. A pesar del auge de las energías renovables, la compañía no está logrando capitalizarlo en beneficio propio: perdió 403 millones de euros entre octubre y diciembre de 2021, frente al beneficio de 11 millones cosechado en el mismo periodo del año anterior.

La crisis de resultados de la empresa con sede en Zamudio (Vizcaya) se prolongará durante 2022: hace solo dos semanas la dirección rebajó su previsión de ingresos y de beneficio de explotación para el conjunto del ejercicio, y sus acciones encajaron la noticia con fuertes pérdidas. Este jueves, los títulos de la energética suben algo más de un 1% en los primeros compases de cotización, pero en lo que va de año acumulan un descenso cercano al 10%.

Para tratar de cambiar el rumbo del negocio, el consejo de administración de Siemens Gamesa cesó el miércoles a su consejero delegado, Andreas Nauen —que llevaba apenas un año y medio al frente de la empresa—, para nombrar en su lugar a Jochen Eickholt, hasta ahora vicepresidente y con una dilatada trayectoria en el grupo Siemens. El relevo se producirá el próximo 1 de marzo. También sale del grupo Carlos Albi, director de desarrollo corporativo y estrategia, un puesto clave a la hora de redefinir su hoja de ruta para los próximos años.

La compañía achaca el mal resultado en el último trimestre a las disrupciones en su cadena de suministro, que “ahora se espera tengan una duración mayor de la inicialmente prevista” y que han provocado un aumento de costes “mayor de lo esperado”, penalizando el resultado bruto de explotación (Ebit) en 289 millones.

A la inflación de costes hay que sumar la “volatilidad de las condiciones de mercado”, que ha “afectado a las decisiones de inversión de algunos clientes y ha provocado retrasos en algunos proyectos. Tampoco ha ayudado el lanzamiento de una nueva plataforma para los molinos onshore (en tierra), Siemens Gamesa 5.X, que ha lastrado la ejecución de proyectos. Entre octubre y diciembre la facturación del grupo cayó un 20%, hasta los 1.829 millones.

Algo mejor se comportaron los pedidos, con nuevas entradas de 2.472 millones y una cartera total de 33.604 millones de euros, un 12% más que hace un año. Sin embargo, el gran reto de Siemens Gamesa —que no está logrando cumplir— es que esa buena marcha del mercado se traduzca también en una mejora sustancial de sus resultados. La deuda terminó 2021 en casi 1.100 millones de euros, más del doble que el 31 de diciembre de 2020, cuando estaba en menos de 480 millones.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.

Suscríbete

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.