Press "Enter" to skip to content

Renfe cierra 2021 con pérdidas de más de 350 millones, el doble de las previstas

Renfe volvió a registrar pérdidas millonarias por segundo año consecutivo. La compañía pública reunió ayer a su consejo de administración para comunicarle los datos de 2021 y, aunque no hizo públicos los resultados en la nota de prensa, las pérdidas superarán los 350 millones de euros, según informaron a este diario fuentes del consejo.

Estos resultados se producen tras marcar en 2020 unas pérdidas operativas récord de 479 millones de euros y duplican con creces la previsión para el ejercicio pasado que presentó el presidente de la compañía, Isaías Táboas, que preveía un resultado negativo antes de impuestos de 142 millones.

La explicación oficial a estos malos resultados y su desvío sobre lo presupuestado es el incremento en un 80% de la factura de la energía (133 millones de euros más) y la insuficiente recuperación del tráfico por las sucesivas olas de la pandemia del coronavirus. El número de viajeros aumentó un 21,6% hasta 323 millones respecto a 2020, pero está aún lejos de los 510 millones registrados en 2019, y también muy por debajo de las previsiones.

Por lo que respecta al tipo de servicios ferroviarios de viajeros que opera Renfe, los considerados servicios públicos (Cercanías, Regionales y Avant), y por los que la compañía recibe una subvención del Estado presupuestada en 1.356 millones, han experimentado un incremento en su demanda de un 19,9%. Por su parte, en los servicios comerciales (AVE, Avlo, Alvia, Euromed e Intercity), el crecimiento en la demanda ha sido de un 58,6% y se han recuperado 7 millones de viajeros, con un aumento en los trenes Ave de un 62%.

Esta recuperación parcial de la demanda ha permitido mejorar las ratios de productividad, especialmente la del aprovechamiento (ocupación), que ha subido 14 puntos con relación a 2020, hasta el 60% en trenes de servicios comerciales, aunque todavía lejos del 72% del año 2019. En Mercancías, la compañía ha recuperado 1,1 millones de toneladas, lo que supone un crecimiento de un 7,4%, hasta alcanzar 15,3 millones de toneladas durante el ejercicio.

La mejora de la demanda y de la productividad se ha traducido en un aumento de 400 millones de euros en los ingresos por ventas de billetes y transporte de mercancías, que se prevé rocen los 3.000 millones de euros. Además, la compañía aplicó una política de contención de los gastos no directamente ligados a la producción, entre ellos publicidad, consultorías, informática y comunicaciones, con un ahorro de 66 millones de euros respecto a lo presupuestado.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.

Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores

Lee sin límites
Suscríbete
Ya soy suscriptor

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.