Press "Enter" to skip to content

La tenista Peng Shuai niega que denunciara abusos sexuales contra un exdirigente chino

La tenista china Peng Shuai ha vuelto a negar que hubiera acusado a un ex alto cargo de su país de abusos sexuales. La atleta de 36 años, que cenó con el presidente del COI Thomas Bach este fin de semana, ha concedido una entrevista al diario deportivo francés L’Equipe publicada este lunes en la que asegura que todo el escándalo en torno a su situación -que hizo arreciar los llamamientos para un boicot a los Juegos Olímpicos de invierno que se disputan en Pekín- ha sido un “enorme malentendido”.

“Nunca desaparecí”, asegura en la entrevista, efectuada en un hotel dentro de la burbuja olímpica en la capital china. “Solo es que mucha gente, como mis amigos o gente del COI (Comité Olímpico Internacional) me enviaron mensajes, y simplemente era imposible contestar tantos mensajes. Pero siempre he estado en contacto con mis amigos más cercanos”, asegura la antigua número uno del mundo en dobles femeninos.

Peng publicó en su cuenta en Weibo, el Twitter chino, un texto el 1 de noviembre pasado en el que acusaba de abusos sexuales al antiguo viceprimer ministro Zhang Gaoli. El mensaje desapareció al cabo de media hora. Durante las tres semanas siguientes la deportista desapareció de la vista pública mientras la Asociación de Tenis Femenino (WTA, por sus siglas en inglés) denunciaba que no conseguía ponerse en contacto con ella. Una serie de vídeos y una videoconferencia con Bach no acallaron las dudas sobre su situación ni si podía expresarse con total libertad. La WTA decidió el pasado 1 de diciembre suspender los torneos que celebra en China por la censura y las incertidumbres que han rodeado al caso.

“Hablaba con mis amigos, respondía sus correos, también hablé con la WTA… pero al final de año, el sistema técnico de comunicaciones de su página web cambió y muchas jugadoras tuvimos problemas para conectarnos. Pero mis colegas y yo siempre mantuvimos el contacto”, asegura Shuai. “Por eso no sé por qué corrieron las noticias de que yo había desaparecido”.

Mensaje sin precisar

En la entrevista con L’Equipe, Peng sostiene que fue ella misma, y no la censura china, quien eliminó el texto sobre Zhang en su cuenta de Weibo. “Hubo un enorme malentendido allá afuera después de ese mensaje. No quiero que el significado de ese mensaje se malinterprete más. Y no quiero más ruido mediático en torno a él”. La tenista no precisa en ningún momento de la entrevista qué quiso decir exactamente con el mensaje que acabó borrando.

“¿Abusos sexuales? No he dicho que nadie hubiera abusado sexualmente de mí de ninguna manera”, destaca la atleta, reiterando unas declaraciones en ese sentido que había concedido a un periódico de Singapur en diciembre. También subraya que tras la publicación de su mensaje en noviembre su vida “ha sido como se supone que debe ser: nada especial”.

“Soy una chica normal, a veces tranquila, a veces contenta. A veces me siento triste, otras veces me siento sometida a mucha presión… todas las emociones y reacciones normales que viven las mujeres, las vivo y las siento igual”, señala.

L’Equipe precisa en su artículo que la conversación con Peng se desarrolló con diversas limitaciones, entre ellas la obligación de entregar las preguntas por adelantado y el compromiso de que la entrevista se publicaría sin ningún comentario. La tenista estuvo acompañada por el funcionario del comité olímpico chino Wang Kan, que ejerció como traductor en la entrevista, desarrollada en mandarín también como parte de las condiciones previas.

Cena con Bach en Pekín

La entrevista se ha publicado en el mismo día en que el COI ha dado a conocer en un comunicado que su presidente y Peng cenaron juntos el sábado pasado, como habían acordado ambos durante su videoconferencia. En el encuentro en el Club Olímpico de Pekín, dentro de la burbuja sanitaria creada en torno a los Juegos para evitar la propagación de la covid, estuvo presente también la antigua presidente de la Comisión de Atletas y miembro del COI Kirsty Coventry.

En esa conversación, Peng expresó su decepción por no haberse calificado para participar en los Juegos Olímpicos de Tokio el pasado verano, y prometió viajar a Europa cuando sea posible después de la pandemia: China mantiene una estricta política de control de fronteras como parte de sus medidas contra el coronavirus. La tenista, según indica el comunicado, planea asistir a varias de las competiciones que se desarrollan en los Juegos de Pekín, y ya presenció el sábado mismo un partido de curling junto a Coventry.

“Coventry y Peng Shuai también acordaron mantenerse en contacto. Y los tres acordaron que cualquier otra comunicación sobre el contenido de su reunión se dejará en manos de Peng”, indica el comunicado del COI.

En una rueda de prensa este lunes en la capital china, el portavoz del COI ha indicado que los organizadores de Pekín 2022 no conocían los planes para la cena entre la tenista y Bach, que se gestionó a través del Comité Olímpico chino. También declaró que no corresponde a su institución decidir la apertura de una investigación sobre el caso de la tenista.

La WTA, de nuevo contundente

Pese a estas últimas declaraciones, el organismo que dirige el circuito femenino, la WTA, volvió a recalcar este lunes su “preocupación” por la tenista e incidió en que mantendrá su postura, informa Alejandro Ciriza. El 1 de diciembre, su presidente, Steve Simon, anunció la cancelación sine die de los nueve torneos que organiza en suelo chino, lo que supondrá la pérdida de 88 millones de euros en este 2022.

“Siempre es bueno ver a Peng Shuai, ya sea en una entrevista o asistiendo a los Juegos Olímpicos”, expresó el mandatario estadounidense a través de una nota emitida por la WTA. “Sin embargo, su reciente entrevista en persona no alivia ninguna de nuestras preocupaciones sobre su publicación inicial del 2 de noviembre. Peng dio un paso audaz al presentar de forma pública la acusación de haber sido agredida sexualmente por un alto dirigente del gobierno chino”, prosigue; “como haríamos con cualquiera de nuestras jugadoras en todo el mundo, hemos pedido una investigación formal de las acusaciones por parte de las autoridades competentes y una oportunidad para que la WTA se reúna con Peng en privado para discutir su situación”.

Y remata Simon: “Seguimos manteniéndonos firmes en nuestra posición y nuestros pensamientos siguen estando con Peng Shuai”.

Puedes seguir a Newsfresh DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.