Press "Enter" to skip to content

El Zenit también gana en Vitoria

Euroliga jornada 24Así fue
Bitci Baskonia

82 90
Finalizado
Zenit San Petersburgo

El Baskonia volvió a caer en el Buesa Arena, aunque esta vez no fue por indolencia, sino por encontrar enfrente un rival que fue mejor, que mantuvo una asombrosa regularidad en ataque y sacó fuerzas de sus hombres poderosos para minimizar el hecho de que la pandemia le jugo una mala pasada y diezmó su plantel.

El plan del Baskonia pasaba por hacer muy largo el partido para que el banquillo se le hiciera muy corto a Xavi Pascual. Sentados junto a él, en la bancada del Zenit, había más gente con traje y corbata que con chándal y zapatillas. La covid había hecho estragos en la plantilla del equipo ruso, con algunos de sus hombres en cuarentena, y que no viajaron a Vitoria. Tenían que hacer correr a sus rivales, fatigarlos, conseguir que los titulares perdieran el resuello, pero respondieron todos. Los habituales y los suplentes.

Corrió bien el equipo vitoriano en la primera parte, aunque se agarraba el Zenit al partido con todas sus fuerzas. Un buen primer cuarto del Baskonia no se sustanció en un marcador satisfactorio, aunque los porcentajes de tiro fueron bastante aceptables. 22 puntos, por 20 del equipo ruso, que se apoyó en el acierto de Mickey para que los de casa no abrieran brecha.

Lo pudieron hacer en el segundo cuarto después de un parcial de 10-0, con el acierto ofensivo de Baldwin, pero replicó el Zenit con otra racha idéntica que dejó las cosas como estaban, Fue Baron quien encarriló la reacción rusa con un par de triples consecutivos. Corrió entonces peligro el dominio de los hombres de Spahija, que habían ido por delante en el marcador durante todo el partido, y se encontraron con la tesitura (39-38) de ver a los visitantes remontando en el luminoso, pero se precipitaron en ataque y desaprovecharon su momento.

Al filo del descanso volvió el Baskonia a ampliar la ventaja con una falta de tres puntos cuando apenas quedaban tres segundos, para irse al vestuario con seis puntos de diferencia (50-44), una excelente anotación, que se fue yendo abajo con el comienzo de la segunda parte. Pese al plan baskonista, el Zenit no se vino abajo. La fatiga no hizo mella en sus hombres, al contrario. El paso de los minutos revitalizó a los rusos, que defendieron mejor al equipo de Spahija, que llegó a ganar por once puntos, pero se vino abajo pese a la inspiración de Giedraitis en el comienzo del tercer cuarto.

Por fin se puso por delante el Zenit (54-55), y aunque el Baskonia consiguió darle la vuelta, las cosas empezaban a pintar mal para los vitorianos. Cambiaron las sensaciones y las tendencias. Se atascó el ataque local mientras que el ruso mantenía una sorprendente regularidad. Pero ajustaron la defensa los de Pascual y metieron en vereda al Baskonia, que cada vez lo tenía peor. Cuando en el último parcial, alcanzaron una ventaja de once puntos, se certificó que esta no es la Euroliga baskonista, que ni con un rival disminuido por la cuarentena pudo vencer. Baron impuso su ley y el equipo ruso se acabó llevando la victoria.

Baskonia: Granger (13), Baldwin (16), Fontecchio (8), Giedraitis (14), Enoch (15) –cinco inicial– L. Peters (7), Raieste (0), Costello (2), A. Peters (7).

Zenit: Loyd (23), Karasev (7), Kulagin (8), Poythress (7) y Mickey (16) –cinco inicial– Carter (2), Volkhin (0),

Parciales: 24-22, 26-22, 14-18, 18-28.

Árbitros: Belosevic, Gytis y C. Eliminados Peters, Enoch y Granger

Buesa Arena de Vitoria. 7.802 espectadores.

Puedes seguir a Newsfresh DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.