Press "Enter" to skip to content

El gasto mundial en fichajes del mercado invernal alcanza los niveles prepandemia

Las cifras de la ventana de fichajes del mercado invernal han puesto de manifiesto una sensible mejoría en la industria del fútbol. Un informe elaborado por la FIFA, apoyado en el sistema de registro de transferencias, revela que el gasto en fichajes y el número de traspasos se ha situado en los niveles previos a la pandemia. Los 1.000 millones de euros desembolsados por los clubes en el mercado invernal de 2022 son un registro muy cercano a los 1.100 millones que gastaron en 2018, 2019 y 2020. En 2021, el año en el que impacto de lleno la crisis económica derivada de la pandemia, el gasto por transferencias invernales fue de 516 millones de euros, poco más de la mitad invertido en la reciente ventana de traspasos.

El fútbol europeo, nucleado en torno a sus grandes ligas, es la locomotora de este repunte al copar con 911 millones de euros el 90% del gasto en fichajes. Las diferencias de lo invertido por los clubes UEFA con los del resto de las confederaciones muestran la fuerte brecha existente. En Sudamérica no se llega a los 50 millones de euros, en Asia no se alcanzan los 30, en Centroamérica apenas se sobrepasa la decena de millones, en África no llegan a tres y en Oceanía el gasto ha sido cero.

“La industria del fútbol se está recuperando, los volúmenes de facturación de los clubes están ya casi en el mismo punto de antes de la crisis del coronavirus. Se han recuperado los ingresos por taquillaje y eso ha sido clave”, advierten fuentes de LaLiga. Los opulentos clubes ingleses son los que más han invertido en reforzar sus plantillas (306 millones de euros) seguida por los italianos (99) y los españoles (97). En las tres ligas se han dado operaciones individuales con valores que también remiten a los niveles previos de la pandemia. El Liverpool pagó 45,5 millones al Oporto por el colombiano Luis Díaz y el Newcastle 42 al Lyon por el mediocentro Bruno Guimaraes. En Italia, la Juventus ha marcado el traspaso más alto de este mercado invernal con los 80 millones de euros pagados a la Fiorentina por el goleador serbio Dusan Vlahovic. En España, los 55 millones de euros transferidos por el Barcelona al Manchester City para hacerse con Ferran Torres han supuesto el techo de gasto desembolsado por un jugador. “Los clubes, sobre todos los grandes, empiezan a perder el miedo porque sus ingresos comienzan a incrementarse y eso se nota. El resto aún está esperando a consolidar sus cuentas, probablemente, el próximo verano comience a verse un movimiento más agresivo en el mercado del segundo escalón de clubes”, asegura un intermediario que protagoniza operaciones de mercado en Inglaterra, España y Alemania.

El número de transferencias internacionales en el fútbol masculino se elevó hasta 3.534, lo que supone un 28% más que el invierno pasado (2761) y también cifras similares a las de los mercados de 2018 (3410), 2019 (3866) y 2020 (4216). Del total de transferencias, un 60,4% pertenecen a jugadores sin contrato, la mayoría de ligas menores de fuera de Europa que comienzan ahora la competición, un 16,2 son cesiones, un 13,2 traspasos y un 10,1 son jugadores que regresan de cesión. Brasil lidera la exportación de futbolistas en este mercado invernal con 176, seguida por Inglaterra (168), Argentina (123), Estados Unidos (113) y España (111).

Puedes seguir a Newsfresh DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.