Press "Enter" to skip to content

Carlos de Inglaterra ya sabe dónde vivirá cuando sea rey

Después de que el domingo, Isabel II expresara en una carta su “sincero deseo” de que Camilla, la duquesa de Cornualles, sea conocida como reina consorte cuando Carlos se convierta en rey, la prensa británica va desgranando los planes que tiene el príncipe de Gales cuando se siente en el trono de Inglaterra el día que su madre, que ya ha cumplido 95 años, falte. Y lo primero que ha trascendido es que habrá baile de palacios entre los miembros de la casa real. Además, como el propio heredero ya ha comentado en más de una ocasión, su intención es que su reinado se asiente sobre la austeridad, por eso quiere eliminar los actos oficiales y superfluos de los miembros más alejados del trono y centrar la monarquía en su familia, si bien su deseo es mantener lejos de la atención mediática a personas problemáticas como su hermano, el príncipe Andrés, procesado en EEUU por un caso de abusos sexuales con menores y por su implicación con el pederasta Jeffrey Epstein.

Aunque en los últimos años se había especulado con que el palacio de Buckingham se convertiría en una especie de museo de la monarquía británica donde no vivirían sus miembros, según ha publicado el ‘Daily Mail’, cuando Carlos sea rey se mudará de Clarence House, que ha sido su casa durante dos décadas, a Buckingham. “La opinión de su alteza real es que se necesita un monarca en el cuartel general de la monarquía”, y que por tanto, este debe ser “su hogar”, ha asegurado una fuente al rotativo.

“Él es de la firme opinión de que Buckingham es el símbolo más distintivo de la monarquía y está en el corazón de la capital de la nación y, que, por lo tanto, ese debe ser su hogar”, ha insistido esa misma voz. “A él le resulta extraño que la realeza no viva en el palacio”, ha añadido. 

Residencia real desde 1837

El palacio de Buckingham es uno de los edificios más emblemáticos del mundo -atrae a más de 15 millones de turistas al año-, utilizado por primera vez como residencia oficial de Londres para los monarcas británicos por la reina Victoria en 1837. Sus 775 habitaciones se están renovando con un presupuesto de 369 millones de libras esterlinas pagadas por los contribuyentes. Su cableado eléctrico, tuberías y calefacción no se habían renovado desde la década de los 50. Todas estas obras tienen previsto concluir en 2027, por eso todos los miembros de la familiar, incluida la reina, se mudaron de allí, también coincidiendo con la pandemia.

Carlos y Camilla viven en Clarence House, la antigua residencia londinense de la ‘reina madre’. La idea es que luego sea un centro de trabajo o que, con el tiempo, sea la residencia de uno de los hijos de los duques de Cambridge.

Buckingham, abierto a los turistas

Cuando Carlos y Camilla se muden a Buckingham igualmente el palacio seguirá abierto a los visitantes. Lo mismo ocurre con la residencia de Highgrove -la casa de campo y el hogar familiar del príncipe Carlos de Gales y de la duquesa de Cornualles-, que también está abierta al público”.

Noticias relacionadas

Por su parte, Guillermo y Catalina, los duques de Cambridge, seguramente heredarán el castillo de Windsor, si bien su casa familiar y de trabajo seguiría siendo el palacio de Kensington, donde viven desde 2017. Los duques de Cambridge también disponen de Anmer Hall, en la finca de Sandringham en Norfolk, que les dio la reina.

Durante los dos últimos años, Isabel II se ha establecido en el Castillo de Windsor, y ni el príncipe Andrés ni la princesa Ana, que tienen apartamentos en Buckingham han podido usarlos debido a las reformas en marcha.

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.