Press "Enter" to skip to content

Borrell da un espaldarazo a Macron tras el fiasco en Moscú

Antony Blinken (derecha) se dirige a Josep Borrell durante una conferencia de prensa conjunta en el Departamento de Estado en Washington, este lunes.ANDREW HARNIK (AFP)

El alto representante de la Unión Europea para Política Exterior, Josep Borrell, ha dado este martes un espaldarazo al presidente francés, Emmanuel Macron, tras el fiasco que supuso su encuentro con Vladímir Putin en Moscú del día anterior. “La visita del presidente Macron a Moscú ha sido importante, pero no ha producido un milagro. La prueba de que la situación aún es tensa es que Rusia ha decidido mandar [media docena] de buques de guerra al Mar Negro [para ejercicios militares]. Con todo, el viaje ha tenido efectos positivos por su apuesta por la vía de la negociación para salir de la crisis”, ha señalado Borrell en un encuentro con periodistas en Washington en la sede de la Delegación de la Unión Europea. Borrell ha comparecido junto con la comisaria europea para la Energía, Kadri Simson, en el marco de la visita de ambos a la ciudad y en mitad de la creciente tensión por la amenaza de invasión rusa en Ucrania, para asistir al noveno Consejo de la Energía Estados Unidos-Unión Europea.

Macron se reunió con Putin durante cinco horas el lunes. Por la noche, fuentes del Elíseo explicaron que el líder francés había arrancado al ruso la promesa de que Rusia “no emprenderá nuevas iniciativas militares”. El Kremlin lo desmintió este martes con una desautorización como guinda, argumentando que París no sería el interlocutor correcto para ello porque ni siquiera lidera la OTAN.

“Las negociaciones siguen siendo posibles siempre que haya personas dispuestas a sentarse a la mesa y hablar. Veo que aún hay una esperanza de no entrar en una confrontación militar. Y esto le da mucha importancia a la visita de del presidente [Emmanuel] Macron a Rusia. Tranquiliza saber que la Presidencia del Consejo asume un papel importante en una situación como esta. Recuerde 2008, cuando Rusia atacó Georgia y fue [el entonces presidente francés Nicolas] Sarkozy quien desempeñó un papel similar al acercarse a Rusia de inmediato y comenzar a hablar”, ha añadido Borrell.

Durante una charla organizada horas antes en la Embajada de Francia en Washington, donde ha pasado dos días de reuniones, señaló: “Se necesitaba que un líder europeo fuera, y Francia ocupa la presidencia del Consejo”. El propio Borrell probó en primera persona las sorpresas que Moscú puede tener preparadas a las visitas europeas. El año pasado, el Kremlin lo recibió con la expulsión de tres diplomáticos acusados de participar en las protestas en apoyo a Alexéi Navalni y, en rueda de prensa, el ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, aprovechó para acusar a la UE de “arrogancia”.

Borrell ha rebajado este martes el riesgo de una grave crisis de refugiados como consecuencia de la crisis de Ucrania. Y ha recordado que los ucranios se benefician de un régimen especial de exención de visado en los países miembros y, sobre todo, ha subrayado que no teme una “una guerra total”, es decir, que Rusia vaya a “invadir toda Ucrania, al estilo de la Segunda Guerra Mundial”.

El jefe de la diplomacia europea advirtió el día anterior, como ya había hecho previamente, que la presión militar rusa en la frontera de Ucrania, donde ha desplegado más de 100.000 soldados, ha creado “el momento más peligroso para la seguridad europea desde el final de la Guerra Fría”. Aun así, Borrell descartó un conflicto armado de tanta gravedad y señaló que el propio Gobierno ucranio ha pedido que los aliados occidentales rebajen el tono sobre la crisis porque puede acabar dañando la imagen del país.

Únete a Newsfresh para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

Borrell y Simson han tratado en Washington con el secretario de Estado, Antony Blinken, y la de Energía, Jennifer Granholm, la amenaza que una posible invasión rusa de Ucrania puede suponer para el abastecimiento de gas a la UE. Simson quiso lanzar un mensaje de tranquilidad. “Estamos mejor preparados para algo así que hace una década. En este tiempo hemos invertido mucho y hemos diversificado nuestras fuentes de suministro de gas natural licuado. También hemos gastado en mejorar el sistema de interconectores, para que el gas que llega a un estado miembro, sea fácilmente transportable hacia otros”, ha dicho, antes de subrayar que se ha incrementado el flujo procedente de distribuidores como “Noruega, Azerbaiyán, el Norte de África y Catar”. También ha destacado que las importaciones de la UE de gas natural licuado desde Estados Unidos han crecido sustancialmente desde el primer envío en 2016. En 2021, alcanzaron los 22.000 millones de metros cúbicos. Solo en el pasado mes de enero la UE ha recibido por esa vía 4.400 millones de metros cúbicos.

Suscríbase aquí a la newsletter de Newsfresh América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.