Press "Enter" to skip to content

Bartomeu y su junta, tras la denuncia: “Solo quieren hacer ruido”

Josep Maria Bartomeu y su junta consideran que la denuncia llevada a cabo por la junta de Joan Laporta ante la fiscalía no tiene otro propósito que “seguir haciendo ruido, provocar especulación en los medios y que las redes sociales hiervan”. Para el expresidente y su junta, contactados por este diario, el movimiento de Laporta y sus directivos implica que no han encontrado tras la auditoria del forensic ninguna prueba de delito. “Si lo tuvieran claro por el forensic que han realizado y que ha durado meses, nos habrían puesto una querella, tendrían las evidencias”.

Bartomeu y sus excompañeros de junta estuvieron en contacto entre sí después de que ayer se conociera que el FC Barcelona llevaría su gestión ante la Fiscalía Provincial de Barcelona como consecuencia de la Due Diligence Financiera realizada con el objetivo de detectar “posibles irregularidades” durante el último mandato presidencial. Los resultados del forensic, una suerte de auditoría en la que se investiga hasta cada factura y cada detalle, se revelarán el martes en un acto público en que Laporta llevará la voz cantante. La anterior junta dice que escuchará tranquila. 

“No tenemos ni idea de lo que contiene”, explica a este diario el expresidente, que no fue puesto en aviso, ni tampoco su abogado, por parte de la junta antes de dar a conocer el comunicado. Una cosa remarca con énfasis: “Lo hemos dicho muchas veces: ningún directivo ha puesto la mano en la caja”.

Lavarse las manos

Existe la creencia entre Bartomeu y sus exdirectivos de que Laporta y los suyos pretenden ante todo hacer ruido, posiblemente ante aquellos socios más determinados a la hora de pedir sangre: “Si hay delito, te querellas; si no lo sabes, pides más investigación, esta vez a la fiscalía, y así te lavas las manos”.

Noticias relacionadas

Ahora le corresponde a la Fiscalía, pues, investigar toda la documentación que le ha aportado el Barcelona abriendo así un largo proceso. Un proceso que durará varios meses, en los que se examinará con todo detalle la información aportada por el club para comprobar si se certifican esas irregularidades que denuncia el club azulgrana. El fiscal puede también llamar a declarar a Bartomeu, sus directivos y cualquier que considere necesario.

Un vicepresidente que ha visto la documentación explicó a su entorno que el forensic revela “pésimas prácticas y, sobre todo, escasísimo rigor en la manera de llevar las cuentas del club” por parte de la anterior junta, aunque no tenía claro que sirviera para una querella. “Pero sí es evidente que lo que enseña el ‘forensic’ los pondrá muy rojos”.

Be First to Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.